Entradas

"Arbolando" el Cerro Tomillar de Riolobos

Imagen
El Cerro Tomillar, en Riolobos, es un pequeño teso situado junto a la antigua laguna, formada por las aguas de escorrentía de la zona y que siempre sirvió de abrevadero para el ganado. Sus aguas lamían la parte baja del cerro. Este no aparece como tal en los mapas topógráficos, aunque próximo a él se lee el topónimo "Tomillares". El nombre se debe a que siempre ha estado poblado de cantuesos (lavandula stoechas), arbustos que en el pueblo siempre hemos nombrado como tomillos, sin el adjetivo "borriqueros", con los que popularmente se conocen. Hoy valoramos la abundancia en el mismo de dos tipos de orquídeas: orchis papilionacea(orquídea mariposa) y Ophrys apifera(orquídea abejera o flor de abeja). Una parte del cerro luce espléndida en esta época con la proliferación de estas dos variedades. Para los niños de los años 60 del pasado siglo, el cerro era un lugar especial: a él acudíamos para diversas correrías, pero sobre todo a b…

Chloé Bird en el Museo de Cáceres

Imagen
Excelente el concierto que disfrutamos ayer en el Museo de Cáceres con motivo del Día Internacional de la Mujer 2017. Chloé, al piano y a la guitarra, estuvo acompañada del fantástico trío de cuerdas formado por Elena Domínguez (violoncello), Jara Mª Roque (violín) y Mª Luisa Blanco (viola). Interpretaron un variadísimo repertorio compuesto por canciones de los discos "October Moon" "The darkest corners of my soul". También algunas primicias del nuevo disco que Chloé ha compuesto con poemas de Raúl Vacas y que lleva por título "Un mundo de niños raros". Se publica esta semana.

Una tarde mágica, plena de encanto y belleza musical, la que vivimos en la Sala de Roma del Museo de Cáceres: Prélude, Fade, Weird, Against Each Other, Niña de Espuma, The flood, Maybe Tomorrow, Furtive Lullaby, Niña Sombra, Con el Corazón, Niña Búho, Cabiria, ... fueron algunos de los títulos de las canciones con las que nos deleitaron.


--o0o-- Una maravillosa canción: C…

Cáceres. Torre de Sande, epitafios, ampelopsis y pavo real. Colores y variaciones

Imagen
El viajero que llega a Cáceres, al contemplar la ciudad intramuros, debe sentirse bastante extrañado por la imagen de la Torre de Sande cubierta completamente de verde, con un verdadero sentido de "horror vacui". Le extrañará el verdor, sobre todo si tenemos en cuenta las altas temperaturas del estío y la escasez de agua en esta ciudad sin río.

Torre de Sande, bordeada por la iglesia de San Mateo y la Casa del Águila. A la derecha, detalle del ajimez.
Matacanes, ajimeces, muros, ventanas, ... todo lo cubre la ampelopsis, que posteriormente en otoño se volverá de color rojo y desaparecerá en invierno dejando un entramado de ramajes secos y adherencias. De cualquier manera conforma una imagen de inusual colorido en contraste con el más sobrio de los muros de cuarcita.


Toda la casa, alrededor, conserva restos de esgrafiado, en algunas zonas muy deteriorados. Vemos aquí un resto situado en el muro de la calle Orellana.


En esta misma zona la casa presenta dos sencillas chimeneas…